There was an error in this gadget

September 5, 2013

Echar de menos a una persona muy especial en tu vida es muy difícil. Y más cuando este persona es un familiar.
Pensar que nunca llegaría la muerte es algo doloroso, pero más cuando todo fue tan rápido y sorprendente.
Cada día miro su foto, le doy una sonrisa y le digo lo guapa que está y lo guapa que es.
No verla todos los días, no decirle "hola doña" es muy duro y más cuando los pequeños de la casa dicen que en donde esta "Aya" que si ya va a venir.
Ella será siempre el sol que ilumina mis días y la luna que ilumina la noche. Siempre será la estrella que brilla con más fuerzas en el firmamento.